“Trujillo, deja que comience la magia”

Trujillo, ciudad monumental y cultural

Trujillo, integrada en el grupo de ‘Los pueblos más bonitos de España’, destaca entre los municipios españoles menores de 20 mil habitantes por una herencia histórica y un patrimonio monumental insuperables. No hay ciudad de su tamaño que haya aportado tantos personajes ilustres ni que haya jugado un papel tan decisivo en la Historia de España.

Su casco histórico es impactante, un escenario perfecto como no hay otro en el país para la grabación de documentales, series, cortos o largometrajes. Por ejemplo, su formidable castillo acaba de ser escenario predilecto para la serie Juego de Tronos. Además, esta noble villa ha sabido mantener con el paso del tiempo sus fuertes vínculos con personalidades de relevancia en los ámbitos cultural, institucional, artístico y económico.

Por último, merced al buen hacer de su equipo de gobierno local en épocas recientes, cuenta con iniciativas genuinas de gran recorrido que pueden servir de plataforma para su proyección definitiva en el resto de España y a escala internacional.

La tradición gastronómica de Trujillo

En Trujillo se celebra desde hace 31 años la Feria Nacional del Queso, considerada el primer evento gastronómico de España en términos de afluencia de público, impacto turístico, venta del producto a particulares y repercusión en medios de comunicación.

Así mismo, la Feria Agroganadera de Trujillo suma ya 33 ediciones, siendo una de las más importantes del país por solera, transacciones realizadas y por la elevada reputación alcanzada entre los empresarios y profesionales del sector. En su última edición incorporó el I Salón de la Carne, dirigido también al público general, a fin de que el visitante conozca y deguste los diferentes tipos de carnes amparados por todas las DO de ganaderías selectas españolas.

Además, en Trujillo están radicadas algunas de las empresas agroalimentarias más importantes y/o con mayor prestigio del país, como Navidul, líder en el sector de embutidos y jamones, las bodegas Habla y los quesos de la Finca Pascualete, entre otras.

La Cervezada

Trujillo ha tomado la decisión de aprovechar el posicionamiento ganado durante años, con todos los merecimientos, en los ámbitos gastronómico y agroalimentario para impulsar un calendario de eventos atractivo a lo largo de todo el año. Bajo esta premisa nace la idea de poner en marcha la I Feria Internacional de la Cerveza Artesana de Trujillo, cuyo sobrenombre es el de Cervezada.

El evento tendrá lugar el 18 y 19 de marzo, en la imponente Plaza Mayor de Trujillo, una escenografía perfecta para escanciar una exquisita cerveza y apurarla ante la atenta visión de la historia con mayúsculas. Se espera la presencia de 30 fabricantes, entre nacionales e internacionales. La degustación de cervezas estará acompañada de todo tipo de viandas que procuren el mejor maridaje con las ale, stout, lager o bitters. A lo largo de las jornadas habrá actuaciones musicales seleccionadas de modo que combinen con el alma de la cerveza. El propósito es convertir esta feria en la mejor del sur de Europa en su género.

La cerveza artesana es un producto al que se asocian unos valores que son los propios de la ciudad de Trujillo: autenticidad; pureza; nobleza; temperamento; y unos poderosos vínculos con la historia que se combinan con un firme deseo de estar en primera fila de la modernidad, demostrando que una localidad de pequeño tamaño puede impulsar iniciativas que en nada envidian a las de grandes ciudades por su originalidad y seducción.

Trujillo es, además, la sede donde está radicada una de las cervezas artesanas más prometedoras del panorama extremeño: Belona. Su nombre es el de una deidad femenina guerrera de la Antigüedad. La compañera de Marte para los romanos, también venerada por muchas tribus celtíberas de la Península. La etiqueta, en refinado estilo art noveau, es una declaración de intenciones: fuerza con elegancia.